||| July 2002 ||| September 2002 ||| October 2002 ||| November 2002 ||| December 2002 ||| January 2003 |||
||| February 2003 ||| March 2003 ||| April 2003 ||| May 2003 ||| June 2003 ||| July 2003 |||
||| August 2003 ||| September 2003 ||| October 2003 ||| November 2003 ||| December 2003 ||| January 2004 |||
||| February 2004 ||| March 2004 ||| June 2004 ||| July 2004 ||| August 2004 ||| September 2004 |||
||| October 2004 ||| November 2004 ||| December 2004 ||| January 2005 ||| February 2005 ||| March 2005 |||
||| April 2005 ||| May 2005 ||| June 2005 ||| July 2005 ||| August 2005 ||| September 2005 |||
||| November 2005 ||| December 2005 ||| February 2006 ||| May 2006 ||| June 2006 ||| November 2006 |||
||| July 2007 ||| May 2008 |||

885296242

una barra, una mujer

milyunavuelta para encontrar un bolichón, ese que te hace sentir cómodo, ese que se siente casa y no es la oficina.
inquieto, quédate quieto.
se enamora entonces uno de un lugar, de una coyuntura de estados de ánimo tan efímera como irrepetible.
mi bolichón
y ahí todo es cómo a uno le gusta, cómo uno cree que es y que será. ahí es cuando te llega el turno-cartón-lleno.

es entonces que se deja morder y saborear. es ahí que se convierte la flor en fruto y el perfume en sabor. hasta ahí nomás valor.
¿querés más? empezá de nuevo.

pero hay excepciones rondando. sólo hay que saberse dejar encontrar.

[[silencio de las 4AM de montevideo (con vientito-heladera-teclado)]]

permalink ||| comentar

884429935

angustia hermética en iso-8859-1

desenfrenada carrera por completar las mil y una a tiempo. ¿a tiempo de qué?
cercanía inminente de lograr las libertades cotidianas. ¿libertades de qué?
urgencia desmedida por estar donde quería estar pero sin dejar flotando insomnios potenciales. ¿estar dónde?

tiempo, libertad, estar... todo se escapó por esa ventanita de 2 horas que hace la diferencia entre lo que pudo haber sido y lo que no podrá volver a ser jamás. todo se escapa por esa conspiración inexpresiva de decisiónes entre bostezos.
son esos momentos que no se escapan, sino que se pierden.
es la primera, pero no va a ser la última.
voy a seguir con patricia y pensando cosas raras para ver si entre la luz del teclado, el viento fresco en la azotea y la city que se duerme hay alguna otra cosa que me diga que camino voy a tomar cuando sea que deba.


permalink ||| ver comentarios (5)


||| bitácoras amigas |||

mutatis mutandis
bitácora beduina
lo del perro






+